CALIDAD DE LA PIEL




Bolsos de piel natural hechos a mano



Los bolsos BIBA están elaborados artesanalmente con pieles naturales y procesos de curtición respetuosos con el medioambiente. Utilizamos la piel flor para conseguir la mejor calidad y mantener el aspecto original y tacto suave de la piel. También utilizamos otros tipos de piel, como serraje o ante, en función del diseño para el que se vaya a utilizar y para conseguir acabados de gran suavidad.







Piel Flor: como el vino, mejora con los años

Es la capa más externa de la piel, la de mejor calidad, más resistente y duradera. Por ello puede tener pequeñas imperfecciones, son los roces o pequeñas lesiones que haya podido tener el animal. Es la piel más natural y exquisita, ya que es una piel curtida que prácticamente no ha recibido ningún tratamiento adicional.

La piel flor conserva al 100% las cualidades de flexibilidad y suavidad propias de este material. Mantiene todo el grano y poro de la piel del animal. Con el objetivo de conservar todas sus propiedades originales, aplicamos el mínimo tratamiento posible en el proceso de curtido.




Back to Future: fabricación artesanal

Mirando hacia el mañana, pero sin olvidar el ayer. Esta es la filosofía que se aplica en la producción de las colecciones BIBA: procesos de elaboración artesanales que conducen a un resultado adaptado a las necesidades de los usuarios actuales.

En una misma piel las características físicas varían de un área a otra, así como su aspecto y color. Aplicamos un tratamiento mínimo a nuestras pieles para que así conserven su belleza original.

Cada línea BIBA tiene una personalidad muy definida que se consigue no solo con los diseños sino también con la elección de las pieles y, sobre todo, con las técnicas de fabricación utilizadas. Rescatamos procesos tradicionales para hacer nuestros bolsos y complementos, y técnicas milenarias como el macramé, el trenzado de las pieles o el lavado de los bolsos tras su fabricación, para conseguir así piezas únicas.




La sostenibilidad, nuestro objetivo

En BIBA creemos que el entorno en el que vivimos es un regalo que debemos cuidar. Por eso, tratamos de mejorar todos nuestros procesos para ser respetuosos con el medio ambiente.

Usamos pieles naturales de vacuno, ovino y caprino para fabricar nuestros productos y aplicamos procesos de curtición vegetal a más del 70% de nuestras colecciones.

Este tipo de curtición se realiza con extracto de castaño, quebracho y mimosa. Estos tintes vegetales están libres de sintéticos, cromo y otros metales pesados. Por eso, es un proceso respetuoso con el medio ambiente.